admin

Una de las grandes compresiones que ofrece la ciencia del Diseño Humano es la diferenciación entre 4 Tipos de seres humanos, 2 de carácter energético y 2 no energéticos.

Los Manifestadores son el menos común de los tipos energéticos, con apenas un 8 % de representación en la población mundial; sin embargo su impacto resulta absolutamente determinante.

Llamamos Manifestadores a aquellas personas sin definición sacral que en su carta, que presentan conexiones entre
alguno de sus centros motores y el centro de la garganta.

Para alcanzar paz en sus vidas, los Manifestadores necesitan aprender a informar, porque es ahí donde empieza su creatividad, tienen que darse cuenta de que la realidad es que viven en un mundo compartido.

Éste es el conflicto de la libertad que vive un Manifestador, la fuerza de poder iniciar en cualquier momento, pero sin saber por qué los demás rebotan a su paso.

Desafortunadamente no nos han educado desde niños a sentir y experimentar qué es lo que verdaderamente nos define y define nuestros actos, así como nuestro impacto.

Ellos más que nadie, saben bien lo que significa ser castigados. Lo que no saben es por qué. Y por esto pueden
permanecer esclavos de su libertad de actuar, que les provoca rabia por no haber informado antes de emprender toda acción.
Los Manifestadores son criaturas que por su peculiar naturaleza, suscitan sentimientos tanto de fascinación como de rechazo.

Marcan una diferencia en el mundo con sus iniciativas, de hecho son los únicos que están diseñados para iniciar procesos.
Suelen hacerlo sin tener en cuenta a nadie, así que no solamente se enfadan con facilidad cuando no les dejan hacer lo que quieren, sino que provocan también la rabia en los demás, que les reflejan el descontento con sus iniciativas.

La rabia es el único sentimiento que no está permitido expresar, le tenemos miedo y por esto tenemos tendencia a reprimirla, lo que hace que en un momento dado pueda convertirse en Ira.

Si no conoces tu diseño, puedes calcularlo aquí: https://thehumandesignlab.com/formulario-de-datos-para-el-diseno-humano/

Una de las grandes compresiones que ofrece la ciencia del Diseño Humano es la diferenciación entre 4 Tipos de seres humanos: energéticos (Manifestadores y Generadores) y no energéticos (Proyectores y Reflectores).

Si no conoces tu diseño, escríbenos al email que aparece arriba y te lo facilitaremos. Te indicaremos a qué tipo perteneces y cuál de los encuentros que ofrecemos, específicos para cada tipo, es para ti.

Llamamos Generadores a todas aquellas personas cuyo diseño muestre el centro Sacral definido. Son el tipo más común y acogedor de todos. Conforman el 67% de la población mundial y se ocupan de construir el mundo en que vivimos respondiendo y reaccionando a los estímulos del entorno.

Si eres del tipo generador, iniciar no es lo tuyo. Al contrario de lo que se piensa, tomar la iniciativa dinamita toda posibilidad de alcanzar satisfacción en lo que haces, en tus relaciones, en tu trabajo y en tu vida en general.

Los Generadores son literalmente los constructores de la vida. La vida brota desde y a través de ellos, y se concreta en todo lo que nos rodea.
Siete personas de cada diez que nos encontramos son generadores. Responden naturalmente a mover y verter su energía vital en aquello que les aporta satisfacción, una vocación, un trabajo que le permita realizarse en su vida y descubrir quien son ellos para sí mismos, no para los demás.
Su satisfacción sólo puede darse cuando no inician la acción y esperan, moviéndose en base a sus reacciones: a un estímulo ambiental, a una pregunta, a un sentimiento madurado en el tiempo, a una intuición… y no a la especulación mental, o a lo que sería más o menos conveniente según los dictámenes sociales y culturales a los que la mayoría de generadores (y no sólo ellos..) están sometidos.
La realidad es que esto es todo un reto, si porque la gran mayoría de los generadores siguen con fidelidad estos dictámenes mentales en los que reponen confianza a la hora de tomar decisiones en sus vidas.
El resultado final es un mundo frustrado, donde la frustración se acepta como algo natural y convierte a los generadores en esclavos por el simple hecho de que la mayoría del tiempo no se les brinda la oportunidad de responder a algo, sino que se le obliga silenciosamente a hacer cualquier tipo de cosa por el mero hecho de que disponen de la energía por hacerlo… Observad esto, es algo muy importante y básico.
Si eres un Generador no te imaginas de qué va tu vida, y cuando lo haces solo destruyes la posibilidad de estar abierto a ver que significa realmente esto del trabajo ideal o la pareja ideal .. porque no estás aquí para sacar conclusiones respecto a nada.
Precisamente éste tipo de comportamiento te aleja de tu naturaleza que está hecha para responder a cada momento a la circunstancia que la vida te está trayendo para descubrir quién eres para ti mismo/a, sobre todo a través de lo que haces, porque es ahí donde encuentras satisfacción y experimentas que existen otras posibilidades que no contemplabas, así que concédete el esperar para poder responder a la vida.
Llegar a saber por ti mismo/a quién eres realmente requiere de espera. Desde una posición receptiva, la propia inteligencia de tu cuerpo responde naturalmente mostrando disponibilidad, o falta de ella, ante lo que se te presenta.

Ir en busca de objetivos se traduce en una sensación continua de frustración, impotencia y estancamiento. Tu nivel de satisfacción es un claro barómetro de cómo manejas tu propia energía: Dónde y cómo la inviertes, define tu mundo interior y afecta a tu relación con lo que te rodea.

Existen dos variantes del tipo generador, y en éste taller dedicaremos un espacio para distinguirlos y aclarar las diferencias que existen entre ambos: Generador Puro y Generador Manifestante.

Si no conoces tu diseño, puedes calcularlo aquí: https://thehumandesignlab.com/formulario-de-datos-para-el-diseno-humano/

Si bien el potencial individual es prácticamente infinito, podemos destacar 4 tipos de diseño.
Cada tipología encara la vida de modo diverso, y dispone de una estrategia mecánica que facilita su toma de decisiones.

Los dos primeros tipos, el manifestador y el generador, son de naturaleza energética y juntos suman el 80% de la población. Propulsan y construyen el mundo que nos rodea, aunque pueden ser víctimas de su propio poder personal cuando no lo gestionan apropiadamente.

Los otros dos tipos, no energéticos, los proyectores y los reflectores, suman el 20% de la población, son excelentes coordinando la energía y aportando una medida objetiva a su entorno. Ellos se enfrentan al problema opuesto, a menudo se sienten dependientes del poder del que aparentemente carecen. La realidad es que gracias a ellos la inteligencia prima sobre la fuerza.

El dilema en la toma de decisiones en ambos casos emerge al pretender conducir o seleccionar la dirección que toman los acontecimientos en base a lo que pensamos, y no en base a lo que somos.

Nuestro pensamiento siempre está a la sombra de lo que realmente está ocurriendo. La falta de escucha interna y no prestar una real atención a lo que nos rodea, nos lleva a una carrera de resistencia con una vida que no es la nuestra.

Tenemos la habilidad de movernos inteligente y eficazmente, de tomar decisiones que nos alinean en nuestra trayectoria personal, pero no podemos llegar ahí pensando.

Accede a tu diseño y conoce a qué tipo perteneces aquí.

error: Content is protected !!
Ir arriba