ELEMENTOS DEL CUERPO GRÁFICO

La acústica está en el corazón de nuestra supervivencia y evolución como especie.

Dada su relación con los circuitos individuales, la audición es, con diferencia, el sentido más dominante en el cuerpo gráfico.
Hay tres puertas que atañen específicamente al oído:
La Puerta 57: Lo Suave, El Oído Derecho
La Puerta 22: La Gracia, El Oído Izquierdo
La Puerta 43: La Resolución, El Oído Interno
El oído derecho (57) es el más puro y funciona en el ahora. El oído izquierdo (22) y su capacidad de oír, está distorsionada por la ola emocional. El así llamado Oído Interno (43) es la ilusión del sonido dentro de la mente y trae la dificultad resultante de tratar de articular tal ilusión.

Cómo se manifiestan estos mecanismos auditivos clave es el binario esencial de nuestro sistema de respuesta acústica.
Cada puerta armónica también tiene su propia cualidad:
Puerta 20, La Contemplación: Decisivo / Indeciso
Sólo a través del oído del ahora es posible ser decisivo, y reaccionar espontáneamente a una señal acústica. El poder de la supervivencia nos enseña que cuando uno no está listo para ser decisivo, quizás no existe peligro real.
Puerta 12, El Aquietamiento: Precaución / Abandono
Emocionalmente es diferente. Lo que oímos en el ondear de la ola puede abrumar la precaución natural de la puerta 12 y llevar al abandono total. Dejarse llevar por lo que uno piensa que oye, y el consecuente desperdicio de recursos.
Es la Individualidad la que exige relaciones verbales.
Cuanto más familiares sean los sonidos, más seguro se sentirá.
Puerta 23, El Departir: Insistir / Desistir
Es la herramienta más poderosa del individuo, insistir en repetir lo que es nuevo hasta que sea familiar y aceptado. Provenientes de una ilusión acústica, cuando se articulan, los conceptos a menudo suenan extraños, pero la repetición continua les da una cualidad de normalidad.
Dado que la individualidad comprende un sistema mutante, lo que escuchamos puede tener un impacto profundo y duradero en nuestras vidas y supervivencia.

Ra Uru Hu, 20 de Enero de 2000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!